viernes, 15 de mayo de 2009

Viejas grúas


(Shift + clic sobre la imagen para agrandarla)

Una de las archifotografiadas grúas de Puerto Madero no podía quedar sin su estenopeica. Hace varias décadas, estos colosos industriales trabajaban incansablemente frente a la mirada de los inmigrantes que recién arribaban al país huyendo del hambre y la guerra y buscando nuevas de oportunidades. Hoy, sus gigantescos mecanismos están dormidos y los colosos devinieron en un onírico ornamento de esta pasarela gastronómica muy concurrida por turistas que desean darse un atracón en vacaciones. Los tiempos cambiaron... ¿para mejor o peor?
Se utilizó la cámara La Vaquita, que obturó pacientemente durante 30 segundos.

5 ya comentaron >>>COMENTARIOS AQUÍ<<<:

YO, la peor de todas dijo...

Uhhh, esto hace que vengan a mi cabeza muchos màs recuerdos sobre "La isla", el post que hice en Tiburones.
Ese era un lugar lleno de talleres navales, en uno de ellos trabajò mi viejo. Las grùas eran parte del paisaje junto a cientos de obreros que salìan a las 17 hs. en punto corriendo en busca del baño que les sacarìa el olor a fierro y la yerba que les harìa saborear un riquìsimo mate en familia.
Un dìa, todo se esfumò, los talleres fueron cerrando sus puertas, los obreros se desdibujaron y una de las grùas en especial, una que se veìa por la terraza de mi casa, quedò con una pieza de barco suspendida por años. Creo que aùn sigue asi.
Debe ser por eso que "Puerto Madero" me provoca picazòn, bronca, nostalgia. Es el sinònimo de la decadencia de la producciòn, de la industria...
Perdòn por la catarsis.
La foto como siempre, es una maravilla.
Cariños.

YO, la peor de todas dijo...

Amigo, ¿tanto tiempo le lleva su nueva producciòn que està como desaparecido???

Cuando pueda pase por casa que hay un premio para usted

Fernando Tognis dijo...

Muchas gracias, Yola. Paso a retirlo.

Virginia dijo...

me encanta el efecto ese redondeado que le da ,como de lupa.muy buenas!

Fernando Tognis dijo...

Muchas gracias por los elogios Virginia. Acabo de entrar nuevamente a tu blog y no dejo de asombrarme por tus paisajes rurales impresionistas.
Saludos.